Kinesio-Integral

Kinesio-Integral

viernes, 5 de agosto de 2011

El distress o estrés "malo" se produce cuando las demandas del medio en el cual vivimos son excesivas, intensas y/o prolongadas y superan de esta manera la capacidad de resistencia y adaptación del organismo. Es el resultado de la relación entre el individuo y su entorno, interpretado por el individuo como amenazante y que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar. Nos sentimos “estresados” cuando sentimos que no podemos afrontar lo que el medio nos solicita. Niveles moderados de estrés pueden ser energizantes y estimulantes para el cerebro mientras que niveles prolongados y altos de estrés tienen efectos negativos a nivel físico y psíquico. El estrés crónico, tanto el físico como el psicológico, dispara la liberación masiva de cortisol (hormona producida en las glándulas suprarrenales, localizadas arriba de ambos riñones) afectando el sistema emocional, las funciones cognitivas, la memoria, el sistema inmune, etc.. Las personas que sufren estrés crónico están "bañadas" en cortisol. El masaje correctamente realizado sobre todo la técnica neurosedante que actúa sobre el sistema emocional (sistema límbico) ayuda entre otras cosas a disminuir los niveles de cortisol.